El siguiente socio

A finales de mayo este blog cumplió un año, y el lanzamiento de la propuesta de constituir un club nudista en España cumplió cinco. Creo que en algún sentido, el blog está cumpliendo su objetivo: aclarar al que le interese cual es nuestra propuesta y como participar en ella, y de acuerdo con las estadísticas de accesos, se interesa cada vez más gente. Lo de participar es otra cosa ;-).

A diferencia de las propuestas de las instituciones naturistas, que son meramente políticas o sociales, nosotros estamos construyendo un sitio, un espacio en el que vivir desnudo pueda ser una realidad. Lamentablemente parece que en España no hay nadie capaz de asumir ese reto, y dado que seguimos afrontándolo solos, las cosas nos llevan su tiempo.

Pero no nos desanimamos ni nos quedamos esperando que llegue gente, todo lo contrario, al estar solos las decisiones se toman de manera más rápida. Ya disponemos de recursos suficientes para salir a buscar una finca adecuada para desarrollar el proyecto, y es lo que estamos haciendo. Además, van surgiendo nuevas ideas que se traducen en un aumento de los recursos disponibles.

Siempre nos cuestionamos las razones de la falta de participación de la gente. Además de las ya largamente mencionadas (ver por ejemplo Las dificultades de iniciar un club), seguramente una muy importante es que no se ve la necesidad: Es claro que no se puede sentir la necesidad de algo que nunca se conoció.

Dado que aún no disponemos de sede, es muy difícil que alguien se sienta impulsado a sumarse como socio fundador, aunque no lo consideramos imposible. Las puertas están abiertas y si alguien se siente con ganas de disponer de un club nudista cerca de Madrid y cree que puede colaborar en ello, aportando su trabajo para acelerar la llegada de este logro, aunque no esté interesado en aportar dinero para sumarse como propietario, siempre será bienvenido.

Por otra parte, seguramente resultará difícil que alguien se vea inclinado a arriesgar su patrimonio si no sabe que beneficios obtendría por ello. Siempre es más seguro esperar que otros tomen el riesgo y, si la cosa sale bien, disfrutar de los logros. Creo que en este sentido hemos fallado de cabo a rabo: Nunca hemos mencionado aquí que beneficios obtendría quien se sumase a SolMadrid como propietario. A continuación enumeraré algunos de estos.

Seguridad de los recursos aportados:
Para sumarse a SolMadrid como propietario es necesario aportar recursos para la compra de la finca que servirá como sede. Dado que estamos hablando de importantes sumas de dinero, es lógico que quien tiene la posibilidad de aportarlo, sienta la necesidad de cuidar su patrimonio. Eso es sencillo de resolver: la finca en cuestión se escriturará a nombre de todos los socios propietarios, incluyendo en dicha escritura el porcentaje de propiedad que corresponde a cada socio, en función de la fracción del total que aportó. Por lo tanto, el patrimonio del socio propietario está absolutamente seguro: no cambia de mano ni se convierte en una inversión con algún riesgo, nada de eso, lo único que ocurre es que en el momento de la compra de la finca el dinero que se aporte se transformará en un bien inmueble. En todo caso el patrimonio del socio propietario ganará en seguridad.

Capitalización:
Los recursos que aporten los socios propietarios no solo están totalmente seguros, sino que crecerán de una forma extraordinaria. El paso de la creación de SolMadrid que más recursos requiere es la compra de una finca rústica, que con el tiempo, a medida que vayamos adaptándola a nuestras necesidades, se irá urbanizando de manera sustentable. La tierra urbana tiene un valor más de mil veces superior al de la tierra rústica. Si además tenemos en cuenta que esa finca en la que pastoreaban cabras, por decir algo, se transformará en un espacio turístico único en su género, la posibilidad de venta de la participación, en caso que se desee recuperar la inversión, será máxima.

Rentabilidad:
El Club SolMadrid es una entidad sin ánimo de lucro. Por lo tanto, el dinero recaudado por este en concepto de cuota social o en cualquier otro concepto, no devengará a los propietarios de la sede ninguna ganancia. Pero esto no quita que en este entorno de gran actividad social, existan actividades comerciales. Todas estas actividades comerciales serán gestionadas por los socios propietarios de SolMadrid y las ganancias que estas generen serán repartidas entre los mismos. Las actividades comerciales a las que me refiero incluyen bares, restaurantes, mercados, etc. pero también la gestión de las plazas de acampada y residenciales. Se estima que cuando el club se encuentre en funcionamiento, la facturación de esta última actividad rondará el millón de euros al año.

Disponibilidad de recursos:
Los recursos recaudados por el club en concepto de cuota social se invertirán íntegramente en el mantenimiento y la mejora de las instalaciones de uso público de la sede. Por lo tanto, esto revertirá en la mejora del sitio, lo que aumentará su valor, y por consiguiente el patrimonio de los socios propietarios. No se piense que estamos hablando de pequeños montos: por ejemplo Lake Como con 2000 socios, que pagan una cuota social anual cercana a los 500 dólares, recauda solo por cuota social un millón de dólares al año. Con eso se puede hacer muchísima obra pública.

Saludos

Pablo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: