Una asociación de verdad

Hace ya algunos días dimos con la Asociación de Hortelanos Tricantinos , de la que nos hicimos miembros inmediatamente.

Allí disponemos de nuestro huerto, en el que podemos hacer crecer los árboles que algún día plantaremos en la sede de SolMadrid (ya tenemos más de 30 que requieren mucho espacio) mientras disfrutamos de la actividad física al aire libre que el huerto demanda. Por supuesto que estamos sembrando verduras y hortalizas de las que disfrutaremos en nuestras comidas dentro de algunos meses.

La asociación dispone de una nave de buen tamaño, en la que guardamos nuestra herramienta y sirve además de sede social, en la que nos reunimos a comer o tomar un café. Suelen formarse interesantes tertulias en torno a ella. Cada socio dispone de un huerto de 40m2 con sistema de riego por goteo. La asociación suministra además el estiércol necesario para abonar la tierra.

Es muy agradable estar rodeado de gente que piensa como uno, haciendo lo que sus pensamientos los impulsan a hacer. A pesar del corto tiempo que llevamos como miembros, en varias ocasiones hemos visto como, otros socios, de manera desinteresada se ocupaban de asuntos de la asociación, incluso poniendo dinero de sus bolsillos.

Esta asociación no se dedica a difundir las bondades de la huerta, ni a solicitar a las administraciones espacios donde desarrollar tan sana afición. Tampoco organizan quedadas ni se reúnen en sitios alquilados ni en espacios públicos a realizar las actividades relacionadas con la huerta, ni realiza debates telemáticos sobre sus asuntos. Aunque seguramente también podrían encarar cualquiera de estos objetivos, es claro que frente a lo que se está haciendo actualmente son absolutamente secundarios. Incluso como medio de difusión es incomparablemente mejor mostrar a la sociedad que hay personas que viven felices cultivando sus alimentos, que acudir a programas de televisión a explicar “en teórico” las virtudes de hacerlo.

Es una pena que en el naturismo no ocurra otro tanto: que no dispongamos de asociaciones de verdad con sedes de verdad en las que los naturistas podamos vivir a nuestro modo.

SolMadrid apunta precisamente a esto. Esperemos que aparezca algún naturista de verdad que sienta estas mismas inquietudes y que sumando esfuerzos podamos hacer que esto fructifique.

No me cabe ninguna duda de que este esfuerzo vale la pena, que el disponer de nuestro sitio nos dará un montón de gratas vivencias. Aunque a veces, nuestra experiencia con el movimiento naturista vernáculo, nos lleva a preguntarnos si éste es merecedor de nuestros esfuerzos. A medida que pasa el tiempo, la respuesta a esa pregunta es cada vez más un NO. De seguir las cosas así, tal vez finalmente SolMadrid sea un sitio acogedor donde pueda disfrutar de la naturaleza junto con mi familia y nada más.

Saludos

Pablo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: