Colina do Sol, en el 99. parte I

En 1999, el fotógrafo y editor naturista Richard West fue a Brasil para realizar unos artículos para la revista Virtually Magazine.

Publicaré la traducción al castellano de estos artículos en varias entregas, ya que muestran el nacimiento Colina do Sol, y el devenir de Celso Rossi: una persona fuera de serie.

El Tarzán de los nudistas

Es difícil imaginar que el naturismo se establezca en un país de manera tan rápida, eficiente y completa como lo ha sido en Brasil. Más sorprendente es que esto es casi exclusivamente el resultado de los esfuerzos de un solo hombre. Esta persona fundó la primera playa naturista, la segunda y la tercera, fundó la primera asociación de playa, la Federación Brasileña de Naturismo, las federaciones de varios estados de Brasil, fundó el primer club, y ayudó a fundar varios otros, en los primeros días vivió en una tienda de campaña en la selva y defendió las playas naturistas y a los naturistas cuando la policía los arrestaba, los lugareños protestaban y los curiosos los acosaban; construyó casas, restaurantes y hoteles; atrapó serpientes que merodeaban por los alrededores, arrastró una ballena muerta de la playa, y nadaba al encuentro de los barcos que estaban demasiado cerca; coordinó la más brillante campaña de relaciones públicas para promover el naturismo en todo Brasil y se dirigió al Congreso brasileño para hacer legal el naturismo en todo el país. Gracias al increíble esfuerzo de este hombre, Celso Rossi, que la prensa llama Tarzán de los nudistas, el naturismo en Brasil está creciendo explosivamente.

Praia do Pinho, la primera playa naturista de Brasil, fue fundada hace apenas 14 años por Celso Rossi. A diferencia de las playas naturistas en otros lugares, esta es una playa bien establecida, que rivaliza con las instalaciones de la mayoría de los clubes. El acceso es controlado por personal de seguridad, tiene un hotel con restaurante y bar, un camping y un bar al otro lado. Detrás de este, construido a la derecha en la selva, hay una zona de playa llamada Paraíso de la Tartaruga que tiene otro restaurante y bar, un hotel, piscina y varias casas y otros edificios. Hoy en día, sigue creciendo, esta es la mayor de varias playas naturistas que gozan de un ambiente acogedor para familias de varios cientos de naturistas.

Por diversas razones ni Pinho ni otras playas que la siguieron respondieron a todas las inquietudes que Celso tenía para que el naturismo brasileño prosperara realmente. Lo que quería era crear un lugar donde la gente pudiera dejar su vida textil y disfrutar del naturismo a tiempo completo, y aún así se ganara la vida, sin tener que sacrificar todos los placeres y comodidades que ofrece el mundo moderno. En Colina do Sol, el primer club naturista brasileño, Celso ha utilizado toda su experiencia para lograr esto. Colina do Sol, es la realización de los sueños de Celso, y fue creado literalmente a partir de nada más que un sueño, en un período de tiempo muy breve llegó convertirse en un éxito monumental. Ahora, con más de $ 1.5 millones invertidos, con varios cientos de miembros, y con nuevos edificios construyéndose a razón de 2 por mes, es el club nudista más grande y de mayor éxito de Brasil.

La primera vez que oí hablar de Celso Rossi, supe que era el propietario de un club en Brasil, y pensé que sería un buen contacto para hablar del naturismo brasileño. Conocía poco acerca del naturismo en ese país. Sabía que había varios clubes y playas, y que sería bueno visitarlo. Brasil es, después de todo, un destino turístico interesante para los naturistas de América del Norte durante el invierno, ya que coincide con su verano. Después de un nutrido intercambio de correo electrónico con Celso y otros, reservé un billete y fui a Porto Alegre en el estado brasileño de Rio Grande do Sul. Celso me recibió en el aeropuerto y me llevó a Colina do Sol, su club naturista. Durante el viaje de 40 minutos Celso me contó muchas historias sobre el nacimiento de naturismo en Brasil. Entonces me di cuenta de que había mucho más en Celso de lo que jamás hubiese imaginado.

Viéndolo en retrospectiva, podría haber viajado antes, pero estaba trabajando en muchos proyectos y decidí ir a finales de marzo. Esto resultó ser un gran error, ya que es el final de su temporada. Seguramente esta fue la razón de que lloviera durante la mayor parte de mi estancia; aunque muchas veces me dijeron que el clima había sido perfecto hasta mi llegada. Enero es el mejor momento para ir, es verano en Brasil, la gente está de vacaciones, y el frenesí navideño ha terminado. Brasil es un país muy grande, con 160 millones de habitantes, aunque la mayoría de la población vive en una estrecha franja a lo largo de varios miles de kilómetros de costa atlántica. La gente y el clima son muy diferentes a lo largo de esta franja. En el norte la población es en gran medida nativa, totalmente en contra del naturismo, y el clima es cálido y tropical. En el sur la gente es más europea, y el naturismo es muy popular y cada vez de forma más decidida, el clima es estacional, cálido y menos húmedo.

El naturismo comenzó hace 14 años. Antes no existía en absoluto. Hoy en día, son cerca de 10 clubes y 5 playas oficiales, casi todos en el sur (entre Río de Janeiro y Porto Alegre, a unos 500 kilómetros al sur.) Celso estima que en la actualidad hay varios cientos de miles naturistas en Brasil, supongo que se referirá a las personas favorables al naturismo, o que lo han practicado. Sin embargo el índice de participación en cada uno de los 15 lugares es en general, de unos cientos. También podría ser útil señalar que las playas naturistas de aquí son muy diferentes de otros lugares, no son simplemente playas aisladas. Praia do Pinho, por ejemplo, tiene personal de seguridad, 2 restaurantes, 3 bares, 2 hoteles, varias casas, una piscina, una zona de acampada, y otros edificios y características.

Si bien sería bastante impresionante ver el movimiento naturista crecer tan rápidamente en cualquier país, hay otro hecho que hace de Celso una persona bastante singular: Casi todo el movimiento naturista brasileño es directamente atribuible a él. Creó la primera playa naturista. Fundó la federación brasileña y ayudó a establecer varias de las federaciones regionales. Orquestó una campaña mediática muy exitosa, que resultó en la aceptación generalizada del estilo de vida naturista en todo Brasil. Su campaña en los medios fue tan exitosa que los políticos empezaron a solicitar su ayuda para el establecimiento de zonas naturistas. Fue invitado por el alcalde en el norte para crear la segunda playa naturista oficial: Tambaba. Buscó y estableció la tercera: Pedras Altas, con la ayuda y la cooperación de la administración local. Sacudió los cimientos de la Federación Naturista Internacional, cuando en un memorable discurso durante un congreso, propuso que los clubes naturistas deben tener unos principios, ese discurso ha dejado un impacto duradero en la INF. Fue reelecto cinco veces como presidente de la FBrN. Durante su última presidencia acudió al Congreso brasileño, donde habló a favor del naturismo y la aprobación de una ley que legalizaba el naturismo en todo el país. Estableció su club, Colina do Sol, transformando una finca rústica en un club bien establecido, con 65 edificios, más de 400 miembros y $ 1.5 millones invertidos, en sólo 3 años, y lo hizo en un momento en que no tenía dinero en absoluto. Publica una revista naturista llamada “Naturis”, ha producido dos videos naturista, e incluso tiene un disco LP naturista de su propia música llamado Praia do Pinho. Mientras tanto, Celso ha permanecido en la primera línea de combate. Él estaba allí en el comienzo, cuando la policía arrestaba a naturistas. Pasó muchas largas noches como centinela, en una tienda oscura, vigilando la playa contra la amenaza de intrusión. Vigilada la playa a nado, hasta 100 metros de la costa, denunciando por escrito a los capitanes de embarcaciones se acercaban quebrantando la ley. Y él estaba allí para reunirse con la prensa y los políticos y ofrecer asesoramiento sobre naturismo. Es fácil imaginar que no habría ningún naturismo en absoluto, si no fuera por Celso.

Sería una grave omisión no hablar de Paula, la esposa de Celso, aunque es muy difícil separar los éxitos de ambos. Paula vivió con Celso en una tienda de campaña en la selva de Praia do Pinho, ella le ayudó a organizar campañas postales. Mientras se iba limpiando la selva, ella estaba allí para la formación de las federaciones. Crió a sus hijos, mientras él ahuyentaba a los curiosos y lidiaba con el establecimiento de la playa. Celso ha tenido algunos éxitos enormes en los últimos años, pero Paula ha estado ahí en los momentos difíciles como su compañera silenciosa y solidaria.

Uno de estos proyectos en los que Paula y Celso trabajaron juntos fue el primer congreso naturista, como explica Celso: Una vez, Paula, un amigo y yo estábamos en el Paraíso de la Tartaruga preguntándonos qué hacer para las vacaciones en el 07 de septiembre (1989). Este es el Día de la Independencia de Brasil. Así que decidimos organizar un congreso naturista en Praia do Pinho e invitar naturistas de todo el Brasil, junto con los medios de comunicación y los políticos, etc “Vamos a tener un congreso.” Por aquél entonces, en el Paraíso de la Tartaruga no había lugar para realizar un congreso con mucha gente. Se encuentra en la ladera de una colina empinada cubierto de selva. Decidí por lo tanto, que iba a hacer un lugar para que la gente pudiese sentarse. Así, con un pico, una pala, y una carretilla y faltando sólo 20 días para el congreso, despejé una área plana lo suficientemente grande como para acomodar a 120 personas. Toda la zona plana que se ve en el restaurante era la que yo despejé. Esa fue mi parte. Paula organizó la campaña para conseguir que la gente asistiera al congreso, escribió las normas del mismo, y contacto con la prensa. El día del congreso los periódicos informaron sobre los dignatarios que estaban presentes. Invitamos a todas las autoridades que se nos ocurrieron, comenzando con los 7 candidatos que podían aspirar a la presidencia de Brasil (Había una campaña electoral en marcha). Los invitamos a todos a que viniesen a Praia do Pinho. Invitamos al alcalde, a la policía, a todo el mundo. Obtuvimos muchas respuestas. Varios candidatos presidenciales contestaron diciendo que no podían estar allí, pero nos agradecieron la invitación. Por desgracia (o afortunadamente, tal vez), el día del congreso, los medios de comunicación estaban preparados para fotografiar a las autoridades al lado de gente desnuda, pero luego empezó a llover muy fuerte. Así, que en el último momento tuvimos que trasladarnos a un edificio oficial del gobierno. Organizamos la sala con banderas y una mesa para los dignatarios. A continuación, comenzaron a llegar las autoridades. En la inauguración del Congreso tomamos una fotografía histórica, porque había un número sin precedentes de dignatarios presentes. A mi lado se ubicó el secretario de turismo del estado de Santa Catarina, el secretario de industria y comercio de Brasil, el alcalde de la ciudad de Balneario Camboriú (una zona turística que atrae a 1,5 millones de visitantes en el verano), el vice-alcalde, el presidente de la policía. Dudo que otra reunión naturista en cualquier lugar del mundo nunca haya llegado a tener este nivel de autoridades. La fotografía de estos dignatarios apareció en los periódicos y revistas en todo el Brasil. Así fue, con este nivel de apoyo, que comenzaron a cambiar las mentes y actitudes de las personas, y comenzamos a recibir cada vez más apoyo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: