Colina do Sol, en el 99. parte III

Como presidente de la FBrN, Celso asistó a los congresos de la FNI para representar a Brasil. El primero, que Celso recuerda ocurrió en Florida:

El 27 de agosto 1992 me encontré en un 767 rumbo a Florida, un viaje que fue pagado por el gobierno brasileño, para asistir al 23º congreso de la FNI (Federación Internacional de Naturismo.) Ese año se celebraba en Paradise Lakes, ubicado en Orlando y se llevaría a cabo en los próximos días. Cuando llegamos, hubo una recepción celebrada en el Club Fred donde todos los delegados se reunieron para socializar. Francamente, lo que vimos nos sorprendió a todos. En primer lugar, lejos de ser un club naturista, era de “vestimenta opcional”. En el interior del club la gente se vestía parcialmente con el tipo de ropa interior y trajes que compras en las tiendas de sexo. La gente estaba girando y bailando de manera claramente sexual. Al rato, mientras estábamos sentados conversando en una mesa, una camarera atractiva, vestida con ropa interior y con sus grandes pechos extendiéndose en la parte superior de la bandeja que llevaba, se acercó y nos preguntó si deseábamos algo. No fue este estilo de vida lo que nos sorprendió, sino que la FNI había elegido para celebrar su congreso un lugar así. La política y el dinero sin duda debían haber jugado un papel en esta elección, pero nos quedamos muy impresionados.

Al día siguiente, Phillip Cardin, presidente de la federación francesa, que representa a 600 clubes y 120 playas naturistas, incluyendo la ciudad naturista  de Cap D’Agde, lanzó la inevitable pregunta al congreso, “¿Este tipo de comportamiento en Club Fred es naturismo? “El presidente de la FNI, Bart Wijnberg pasó por completo de la pregunta y suspendió el congreso para el almuerzo. La pregunta nunca fue contestada.

Entonces se llevaron a cabo las elecciones al Congreso. La forma en que los votos se reparten es que a las distintas federaciones se les otorga un cierto número de votos, en función de su tamaño dentro de la INF. La federación francesa, por ejemplo, obtiene 32 votos de los 262. Brasil, con su movimiento naturista todavía en la infancia, recibe un voto. No había manera de que yo pudiera aspirar a tener ningún impacto con nuestro único voto, pero, como miembro de la INF podía expresar mis opiniones. Eso es exactamente lo que hice. Mi discurso, que podría haber durado 10 minutos, comenzó preguntando por qué la pregunta Phillip Cardin nunca fue contestada. De hecho, pasé 45 minutos hablando. Me preocupaba que, si bien las normas de Paradise Lakes prohibían el comportamiento sexual manifiesto, esto se celebraba en Club Fred, un recinto cerrado. No estaba molesto por el echo en sí, sino que estaba sucediendo con el pleno conocimiento y la aparente aprobación del Comité Central de la FNI. Pregunté: ¿Por qué la FNI elige un club de estilo libre para un congreso naturista? Club Paradise fue una completa sorpresa para mí, y sospecho que también para muchos europeos. Arne Eriksen, director ejecutivo de la AAA, y un buen amigo de Fred Bishoff (Propietario de Paradise Lakes), fue candidato a vice-presidente de la FNI. Es evidente que la FNI estaba dispuesta a pasar por alto esta tergiversación flagrante de naturismo y promover Paradise Lakes, a cambio de sus esperanzas de dinero que podría traer Arne Eriksen a la FNI como vice-presidente. Sin duda habría ganado, es decir, hasta después de mi discurso. Yo era muy joven entonces, y todavía lo soy, para sacrificar mis principios naturistas. Cuando la gente escuchó indignada lo que yo y otros dijeron, el voto se volvio mucho menos determinado. Cuando el humo se había despejado, el ganador fue Petra Scheller de Canadá. Mi discurso había dividido el congreso. En un gesto silencioso pero profundo después del Congreso, Phillip Cardin, se acercó a mi desde el otro lado del congreso y me regaló una camiseta de la federación francesa.

En gran parte, creo que, como resultado de mi intervención en el congreso de INF en Florida, el ASA cambió su nombre a AANR y se retiró de la FNI por 2 años.

Cuando fundé la Federación Brasileña de Naturismo en 1988 llegaba la policía para detener a las personas por estar desnudas en Praia do Pinho. Durante los siguientes 10 años he sido reelecto cinco veces como presidente. A continuación, fui invitado por el gobierno brasileño para hablar en favor de naturismo en apoyo de un proyecto de ley para la legalización de naturismo en todo el país. Con los gastos de mi viaje pagados por el gobierno pude hablar en el Congreso. Después de esto, se votó a favor de aprobar el proyecto de ley. Nudismo es legal en Brasil. Entonces me pregunté, “¿ahora qué?” Yo creé la federación cuando el naturismo necesitaba una voz, cuando la gente era arrestada. Tengo 1.000 páginas de la prensa y cientos de horas de televisión en favor de Naturismo. He cambiado las actitudes del público y he cambiado las leyes para la legalización del naturismo. Ahora sentía que mi trabajo había terminado, así que renuncié a la presidencia de la FBrN.

Ya era hora de seguir adelante. Recientemente, Celso ha dado con su proyecto soñado y creado el próspero club naturista, Colina do Sol,… a partir de cero, como de costumbre. Detrás de él, a su paso, ha dejado una enorme ‘camino de creación’. Su club ocupa la mayor parte de su atención ahora, y las diversas playas, clubes y federaciones que ayudó a crear ahora están en manos de otros.

Celso vive ahora con Paula, y sus dos encantadores hijos, Gabriel y Valentina, en Colina do Sol. Ellos han vivido aquí durante los últimos 3 años, ahora es un club muy bien establecido. Mientras que los alrededores son un poco más rústicos que la ciudad,  están muy lejos de parecerse a las selvas de Pinho. Durante las puestas del sol hay espectaculares vistas de los bosques que lo rodean ininterrumpidas por la civilización. Construyeron un gran lago que, en una esquina forma un humedal, que las aves han tomado como zona de anidación. Las casas y cabañas están construidas en gran parte de postes de eucaliptos tomados del propio bosque y hay una choza de paja en la playa. El club está rodeado por bosques, es una maravillosa zona natural. Pero también tienen electricidad, televisión vía satélite, y un sistema telefónico que está conectado con la red nacional, que les permite acceder a Internet. Esto me recuerda el final de una película, donde todos los enemigos han sido derrotados y los conflictos resueltos. Tarzán esta feliz, pero de alguna manera siente una inquietud, ya que habrá más aventuras en las secuelas. Celso ha dado a entender que no debemos sorprendernos demasiado si una vez más se aleja, rompiendo abruptamente con lo que le rodea, e inicia algo totalmente nuevo. Si ocurrirá o cuando, no tengo ninguna duda de que, una vez más, nos sorprenderá en el éxito de su próxima aventura: las aventuras de “Tarzán de los Nudistas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: