Colina do Sol, en el 99. parte V

Trabajar con la prensa

Continúa explicando Celso:

Nuestro trabajo principal pasó a ser el trabajo con la prensa. Tenía algunos amigos en los periódicos y revistas, y me ocupaba de enviarles informes. El cuerpo desnudo en las fotografías podría vender un montón de periódicos. Los naturistas eran por lo tanto un buen producto para hacer artículos. Los periodistas estaban interesados ​​en redactar artículos acerca de nosotros, así que cuando llegaron por primera vez a Praia do Pinho les dije que había dos condiciones: 1) se debe obtener permiso de la gente para tomarles fotos, y 2) Me gustaría leer el texto completo antes de su publicación. Al principio editaba los artículos y notas como un censor. Esto comenzó a hacerse una tradición. A medida que llegaban más reporteros y camarógrafos y podían leer los primeros artículos que yo había editado,  ya tenían un concepto de lo que era aceptable para publicar: los conceptos que yo había iniciado. En Brasil, como en cualquier país, la prensa es muy poderosa. Se puede poner un nuevo presidente en el poder, y se lo puede eliminar, pero la prensa siempre estará allí. Tuvimos que trabajar mucho con la prensa. A raíz de esto, años más tarde fui invitado a pronunciar un discurso acerca de nuestro trabajo con la prensa en Praia do Pinho, en un seminario de relaciones públicas de toda América Latina. Profesionales de relaciones públicas de todo el mundo piensan que nuestro trabajo en Praia do Pinho fue un verdadero éxito en las relaciones públicas. Nuestro pequeño grupo, sin nada de dinero u otros recursos, fue capaz de tener un enorme impacto positivo en la comunidad.

Para nuestro primer proyecto de construcción, hice un contrato con el propietario de la finca, de 25.000 metros cuadrados que se encuentra al lado de Praia do Pinho, en lo que ahora llamamos el Paraíso da Tartaruga. Ya teníamos sede de la asociación, y esto fue tres años después de crearla en el año 1988. Empecé a formular un plan para atraer a nuevas personas que quisieran dejar sus puestos de trabajo en la ciudad y venir a vivir a Praia do Pinho de forma permanente. En ese momento sólo Paula (mi esposa y madre de nuestros 2 hijos) y yo, vivíamos allí en una tienda y una cabaña que había hecho bajo los árboles en la selva. Cuando la gente de la ciudad llegaba, comentaba que estábamos viviendo nuestros sueños. Cuando los invitábamos a vivir allí, decían que tenían un trabajo, niños, etc, y no podían dejarlo todo e irse. Tenían problemas. Pensé que sólo las personas vivas tienen problemas. Cuando alguien muere, no tiene más problemas. Para ir a la selva de Praia do Pinho, la gente tenía más o menos que transformarse a través de una especie de ejercicio de la muerte, a fin de dejar todos sus problemas atrás y abrazar a un tipo totalmente nuevo de la existencia. Una vez liberados de las ataduras, cuando todas sus cargas se han eliminado, habría una sensación de gran ligereza y libertad. Yo entendí, sin embargo, qué la mayoría de la gente no estaba preparada para hacer este tipo de sacrificio. No sé quién es más valiente, la persona que sige tolerando una vida que odia, o el que tira todo por la borda, para comenzar una nueva vida. No sé si soy valiente por haber cambiado mi vida. Otros que piensan así, no están familiarizados con las incertidumbres a las que me he enfrentado. Comencé a desarrollar ideas, de modo que hubiese algo que ofrecer a los naturistas de las ciudades, por lo que no tendrían que sacrificar todo para pasar a vivir a Praia do Pinho. Las personas que querían ser parte de la playa, requerían algún tipo de existencia estructurada, oportunidades de empleo, y edificios para vivir, no todos estaban preparados, como yo, para vivir en una choza en la selva, alejados de la sociedad – como Tarzán.

En el Paraíso da Tartaruga, donde tenía un contrato temporal con los propietarios de la tierra. He discutido con ellos varias propuestas para construir una comunidad naturista, que les redituase ingresos, para dar cabida a las necesidades de la gente civilizada que deseara trasladarse a Praia do Pinho, pero nunca logramos ponernos de acuerdo.

Más allá de Praia do Pinho

Empecé a buscar otros lugares. Durante este tiempo ayudé a crear más clubes y playas, en otras partes de Brasil. A esta altura, gracias a los cerca de 6 años de trabajo y éxito en Praia do Pinho, ya tenía una reputación bien establecida. Los alcaldes de otras comunidades en todo Brasil se mostraron muy interesados ​​en que ayudase a establecer un centro nudista cerca de sus ciudades, porque eran muy conscientes de la publicidad positiva que esto traería para ellos. Me invitaban a crear mi siguiente playa naturista en sus comunidades. Un ejemplo de ello es la segunda playa nudista oficial de Brasil, Tambaba, 5500 kilómetros al norte de Praia do Pinho. Fui invitado por el alcalde para iniciar una nueva Playa Naturista: Praia de Tambaba en Paraiba. Con el viaje pagado por el municipio, el alcalde y yo empezamos la nueva federación, y trabajé para establecer códigos de ética. En la primera línea de playa empezamos a vigilar a las personas que llegan a ella. En esta parte del país la gente suele llegar a la playa con armas de fuego y una gran cantidad de joyas de oro. Exigían saber quién no le permitía acceder vestidos a la playa. Yo les respondía: “soy yo … pero bueno … vamos a hablar de esto”.

Empezamos lugares naturistas en otras partes del país. Siempre estaba ayudando a los otros grupos, prestando mi apoyo, compartiendo nuestras experiencias, en São Paulo, en Río de Janeiro y un montón de otros lugares .

Nos llevó mucho tiempo, pero después de realizar mucho trabajo duro y de hacer estas cosas durante mucho tiempo, tenemos el respeto, no sólo de las ciudades, las autoridades y la prensa, sino también de los naturistas. Tenemos el respeto de nuestro pueblo. Pero a pesar de que nosotros lo hicimos y pusimos todo nuestro empeño en la construcción de esta playa, las asociaciones naturistas son políticas por naturaleza. En las entidades políticas siempre habrá alguien que quiere tomar tu lugar. Algunas de estas personas dicen cosas en nuestra contra. Esto sucede en cualquier entidad política, pero tal vez aún más en el Naturismo, porque los Naturistas tienden a ser más apasionados. Esta fue la peor cosa que ocurrió, lo más difícil de llevar. A veces he perdido amigos a causa de mentiras creadas por mí. Estas cosas dañan realmente. La gente me pregunta a veces, si me he olvidado de Praia do Pinho, donde lo construí todo, dicen que he estado ausente por mucho tiempo. No echo de menos ir allí ahora. Tuve muchos logros que hacen que me sienta orgulloso, pero también tengo desacuerdos con algunas de las personas allí y esto me pone triste.

Llegó el momento en que decidí que tenía que seguir adelante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: