Nuestro naturismo

Como puede verse en http://fen-naturismo.blogspot.com.es/2013/06/60-aniversario-de-la-fni-un-poco-de.html, en sus orígenes la FNI estaba integrada por centros y clubes. A día de hoy, el grueso de los afiliados a las federaciones que la integran pertenecen a clubes. Las asociaciones sin sede tienen muy poco peso en el total de afiliados.
AfricaEn este contexto llama la atención que la FEN esté compuesta solo por asociaciones. Incluso, a diferencia de muchas de las asociaciones del resto de Europa, las nuestras carecen de un objetivo físico real y medible, como podría ser el cuidado y la promoción de un espacio público concreto. Bajo lemas como “la defensa y promoción del naturismo”, se ocupan de organizar quedadas y fiestas.

Mientras que los dirigentes de las asociaciones piensan que entre más actividades organicen, su asociación será más popular, muchas personas, ávidas de estos “eventos nudistas”, se asocian a varias de ellas para así disfrutar de más de esos encuentros.

En mi opinión, así no se promueve el naturismo. Solo crean espacios para que picaflores advenedizos se aprovechen de nuestro esfuerzo. Así nos empobrecemos todos: nosotros, el naturismo e incluso los picaflores, pero lo peor de todo es que se empobrece nuestra sociedad, ya que el naturismo desaparece de la vista de todos, para convertirse en una actividad festiva apta solo para iniciados.

Para que el naturismo exista en nuestra sociedad debemos crear lugares donde se lo pueda aprender. Lugares de los que los naturistas podamos enriquecernos enriqueciéndolos.

El visitante es como una corriente. Llega por la noche y al amanecer se va. Nadie conoce su lugar de origen o su destino. Una corriente nunca descansa, pasa rápidamente. Solo cuando se extiende en un pantano puede alimentar las raíces de las plantas con sus aguas y nutrirse de ellas. Por lo tanto, no actúes como un visitante, pues si lo haces, perderás sustancia y te adelgazarás como un arroyo. Es mejor permanecer en un solo lugar, nutrirse de él y a la vez nutrirlo. (1)

(1) Consejo que Matu le da a su hijo Karanja cuando este regresaba de “haber conocido mundo” en Red Strangers de Elspeth Huxley (Es una pena que este libro imprescindible no se haya publicado en castellano)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: