Visita al porvenir

Finalmente, decidimos visitar LBK Lichtbund Karlsruhe eV http://www.lichtbund-karlsruhe.de/cms/iwebs/default.aspx, un club ubicado en Karlsrue, muy cerca de donde estábamos. Toda la comunicación previa a la visita fue cordial. Se dio la casualidad de que durante las fechas que teníamos disponibles, el club realizaba una jornada de puertas abiertas. Así que decidimos acercarnos en ese momento.
LBK aereoDeby, la secretaria, Frank, responsable de relaciones públicas, Ilona, la presidenta y el resto de las personas con las que nos cruzamos nos recibieron tan amigablemente que nos sorprendió. Nos agasajaron con una copa de champagne y respondieron a todas nuestras preguntas.

En una superficie de cerca de 7ha, disponen de un gran parking y un enorme espacio para las caravanas de los residentes. Además, junto a este y cercano a uno de los bloques sanitarios, hay un sitio destinado a acampada de aquellos miembros que no disponen de caravana y prefieren pasar sus noches de club durmiendo en tiendas de campaña. Otro segmento de la zona de caravanas está destinado a los visitantes, miembros de otros clubes naturistas que se acercan a este con la suya. Tienen dos enormes piscinas. Una olímpica, que en ocasiones es usada por personas que entrenan para participar en triatlones y otra de baja profundidad, donde los niños pueden jugar con seguridad, sin molestar a los mayores.  Canchas de tenis, futbol sala, vóley, básquet, petanca, tenis de mesa y muchos otros deportes.

Disponen además de dos enormes bloques de servicios, uno de los cuales incluye una sauna. Una cantina, rodeada de mucho parque con mesas, y con un gran salón que, en caso de celebraciones especiales puede ampliarse aunándolo con el salón de usos múltiples contiguo. Cuando llegamos, en el salón de usos múltiples había una exposición de cuadros realizados por aquellos socios que gustan de la pintura y, por supuesto, nos invitaron a recorrerla. En otro gran salón totalmente independiente de estos, que normalmente se dedica a actividades de jóvenes, realizaban una actividad tradicional alemana: café con degustación de tartas elaboradas por los propios socios.

Otras instalaciones destacadas eran las zonas de juegos infantiles. Además se veían niños jugando y correteando por todo el predio. Frank nos comentó que tenían especial atención con los niños por diversos motivos. Pero uno muy importante es contribuir a la salud del club. “Cuando esos niños llegan a la adolescencia, ya no desean acompañar a sus padres y dejan de venir. Pero más tarde, cuando ellos mismos tienen hijos, rememoran los gratos momentos que pasaron en el club durante su infancia y regresan, ya que desean dar a sus hijos una infancia tan feliz como la que ellos tuvieron.”

Comprenderán que con todo eso y la cordialidad de las personas que nos rodeaban nuestra satisfacción no podía ser mayor. Pero no fuimos allí solo para pasarla bien, sino para saber cómo se logra todo eso.

Aunque el club tiene casi un siglo de historia, su formalización recién se produjo en 1951.
… Pero ya me extendí demasiado. En el siguiente artículo continuamos con la receta de cómo se logra esta maravilla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: