Mi cercano nuevo mundo

Disfrutando con todo mi yo del concierto armónico del mundo, ayer desnuda por el campo con mis amigos, y con una liviandad inmensa de vivir, dije:panda

-¡Si viesen como estoy impregnada de dulzura!

Esa es la sensación predominante que me produce la desnudez: una dulzura tolerante y comprensiva para interpretar y disculpar todas las debilidades humanas, por tener la tranquilidad absoluta de sentirme disculpada definitivamente.

Todas nuestras faltas provienen de eso que se acostumbra llamar tentaciones. Todas nuestras tentaciones derivan del intenso encanto que produce la emoción de lo peligroso, de lo oculto, de lo prohibido.

Cuando lo peligroso, lo oculto, lo prohibido se convierten en amparo, en realidad, en naturalidad, como por arte de magia desaparece la tentación. Toda la superstición del pecado con la que nos ha sido vestida el alma, desde tiempo inmemorial, desaparece cuando los seres se ven como tales, y no como mundos revestidos de diferentes apariencias.

El carnaval de la vida nos ha impuesto un disfraz: la ropa. Despojándonos de ella, perdemos todos los atributos ficticios que el disfraz nos impuso.

Y de allí, de esa liberación espiritual, es de donde proviene mi dulzura, mi deliciosa y conmovedora dulzura, cuando atravieso el campo con migo y nada más, solamente yo, debajo de mi misma, serena y consciente, para palpitar como un pequeño corazón, dentro de ese gran organismo maravillosamente armónico que se llama vida

Esta maravillosa pieza literaria fue escrita por M.S.V., una señorita que concurría a Heliópolis, la sede de PANDA (Primera Asociación Naturo Desnudista Argentina) en 1935.

Mientras tanto, en el norte de Europa ocurrían cosas similares.
f2-2Esta foto procede de la historia de Lichtbund-Karlsruhe, un club naturista del sur de Alemania.

Hay gran similitud entre ambas instituciones. Pero mientras Lichtbund-Karlsruhe actualmente posee cerca de mil socios, PANDA desapareció totalmente.

¿A qué se debe esa diferencia? ¿Qué pasó con PANDA? ¿Qué fue de Heliópolis? ¿Por qué tanta dulzura no dejó el más mínimo rastro?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: